Somos Jesús

En Jesús la naturaleza humana ha sido elevada a dignidad sin igual. El Hijo de Dios en su encarnación se ha unido a todo hombre. (GS 22)